Impermeabilizaciones para diferentes Fachadas

Con anterioridad, se ha hablado bastante sobre la rehabilitación de las Fachadas de Casas, ya sea para ladrillo, concreto, madera o piedra. Bien sabemos que la Fachada de una casa, es la carta de presentación no solo de sí misma, sino también de la familia que habita dentro de ésta. Es por ello que a la hora no solo de construir, sino también de rehabilitar, las Fachadas merecen sumo cuidado.

Les damos la bienvenida a una nueva entrada de nuestra página de Fachada de Casas, en la cual como ya se han dado cuenta, les hablaremos y detallaremos acerca del cuidado o mejor dicho la impermeabilización para los diferentes tipos de fachadas. Demos Comienzo…

 

Fachada de Piedra.

A pesar de que las Fachadas de Piedra sean bastante resistentes al agua y brinden un buen aislamiento y protección, a menudo suelen presentarse en ellas manchas de moho, en especial si el material de revestimiento de piedra es poroso. Es por eso que lo más recomendable, es una debida aplicación de impermeabilizantes de Fachadas.

Hemos de destacar e informarles para que tengan en cuenta, que dicha impermeabilización no es una tarea sencilla de realizar uno mismo, por lo que lo más recomendable sería contactar con un profesional para que realice el trabajo en cuestión.

 

Fachadas de Madera.

A diferencia de otras Fachadas, las de madera son bastante más fáciles de tratar. Y aunque el mantenimiento sea algo engorroso y requiera suma atención, hay una buena cantidad de productos en el mercado que pueden lograr una buena impermeabilización.

Para ser más concretos aún, estas fachadas pueden ser impermeabilizadas y protegidas con:

A –> –barniz.

B –> Con Plastificante.

C –> Tener en cuenta si protege contra Rayos UV o no.

 

Fachadas de Ladrillo.

Mantener las paredes impermeabilizadas, ayudará a que en su casa no aparezcan manchas de moho y tampoco se haga presente la humedad. Es verdad que varias personas optan por pintar su Fachada de ladrillos con alguna pintura sintética, pero a decir verdad, lo más recomendable son productos especiales que pueden ser conseguidos bajo el nombre de “impermeabilizantes de Ladrillo”, ya sea son brillo o sin él.

Es posible que cada 3 o 4 años deba repintar su fachada si utiliza un impermeable con brillo. Por el contrario, si opta por usar uno más opaco, deberá hacerlo cada 6 o 7 años.

 

Fachadas de Concreto.

Como bien sabemos, en esta clase de estructuras se utiliza mucho el revoque. Por lo cual, es muy importante lograr buenas impermeabilizaciones en este tipo de fachadas en concreto, para que no surjan filtraciones de agua que puedan generar grietas o desprendimientos. Por suerte, en la actualidad contamos con esmaltes sintéticos para exteriores los cuales gracias a su acabado hacen que el agua se deslice por sobre la fachada con facilidad, impidiendo así las filtraciones antes mencionadas y brindando una protección perfecta para nuestra casa.

 

Buena Semana!

Deja tu comentario debajo